Se encuentra usted aquí

Historia de Sankukai (II: Década de 1920-30)

21 de septiembre 2013
Historia de Sankukai (II: Década de 1920-30)
Pero, ¿qué era del Karate en esos momentos en Japón… en Honshu?

Honshu es la isla principal de Japón, en otro tiempo llamada Hondô. Los primeros contactos de Honshu con el Karate (entonces Kenpo de Okinawa o Karate-jitsu… técnicas de la mano china) se produjeron de la siguiente forma, según Kohaku Iwai, traductor de Chooki Motobu:

1921: “Cuando el Príncipe de Japón Hirohito y futuro Emperador inició un viaje a Europa, realizando en primera instancia una escala en Okinawa, el capitán del barco, en que viajaba el Príncipe, que era natural de Okinawa y conocedor del Karate,  recomendó al Heredero que presenciase una exhibición de aquel arte tan popular en las Ryûkyû. Se encargó a Gichin Funakoshi (entonces maestro de escuela en Shuri) y a sus alumnos que preparasen una exhibición para el futuro emperador. Esa exhibición se celebró en el castillo de Shuri, y el Príncipe mandó felicitarles e instar que se diese a conocer ese arte en las islas mayores de Japón”.

1922. “Se celebra en Tokyo la primera edición de los Juegos Deportivos organizados por el Ministerio de Educación. La prefectura de Okinawa, eligió el Karate como representación de la isla y obtuvo un gran éxito. Unos meses después, se repetiría esa exhibición en el Kodokan (capital del judo) a petición de Jigoro Kano. Gichin Funakoshi, encargado de organizar esas exhibiciones, se instaló en Tokyo para dar clases como maestro de educación en un colegio para okinawenses”.

1925. “Funakoshi abre en la universidad de Keio el primer club de Karate. Desde este momento se comienza a extender abriendo clubes por más universidades japonesas como Ihciko, Washeda, Takoshoku, Shodai… en 1930 ya dirigía una docena de clubes universitarios. En 1936 abre el primer Dôjô, el Mesisei Juku, en Suidobata (Tokio), que sirvió a la vez como alojamiento para okinawenses”.
 
1935. “Gichin Funakoshi, por razones de política y para permitir una mayor difusión del Karate, decide el cambio de kanji para de nominar al Kenpo, y sustituye el término “china” por el de “vacío” ya que ambos tienen la misma sonoridad “kara”… y pasa a denominarlo Karate-Dô: camino de la mano vacía”.

Pero a pesar de esa aparente proyección del Karate (mano china) y del Karate-Dô (camino de la mano vacía) después, ésta solamente era medianamente aceptada en la sociedad japonesa.  Esto, fundamentalmente era debido a la animadversión que se vivía entonces, sobre todo en Honshu, debido a los movimientos nacionalistas a raíz de la guerra chino-japonesa. Todo aquello que denotase o sonase a chino llevaba consigo el estigma de los perdedores, por lo cual la denominación “Mano china” debía ser cambiada.
La decisión de Funakoshi por adoptar este cambio tuvo serias repercusiones en la isla de Okinawa, donde la mayoría de los maestros no estaban del todo convencidos unos y, si completamente contrarios otros. También la adopción del sistema de grados para el Karate, por parte de Funakoshi, a idea de los creados para el Judo por Jigoro Kano, entre los años 1925-1929, igualmente creó suspicacias entre los dirigentes del Karate de Okinawa. Señalar además, que en la isla de Honshu, también existían ciertos sentimientos descalificativos que en ocasiones ascendían al puro racismo hacia todo lo procedente de Okinawa, algo similar a lo que en Europa sucedía hacia la raza gitana o zíngara.

Desde la Dai Nippon Butoku Kai, tampoco se veía del todo correcto el uso de Karate-jutsu, máxime cuando las artes marciales japonesas, procedentes del Koryû Budô, habían adoptado su transformación hacia el Gendai Budô adoptando la proyección y sentido del Dô, como por ejemplo ya habían hecho el Judo, Aikido, Kendo, etc. No obstante, esta organización que controlaba las artes marciales de Japón, reconoció oficialmente al Karate en 1931.

“… si en 1925, Gichin Funakoshi fue el primero en traer Karate a Japón, Motobu Chooki, también llegó a Honshu ese mismo año, aunque algo después, estableciéndose en Osaka por respeto a Funakoshi, quien se había instalado en Tokyo. Esta introducción del karate en el interior del Japón marcó el comienzo de la difusión de este arte marcial por el mundo entero. En 1931 la Dai Nippon Butoku Kai, organización formada para identificar y sistematizar las artes marciales del Japón, adoptó oficialmente la práctica del karate. De esta manera, el karate dejó de ser un arte marcial practicado a escondidas y en lugares muy limitados de Okinawa, ganando así su debida posición entre las otras artes marciales japonesas…” (Naganime Shoshin).

1924. Kenwa Mabuni fue nombrado instructor en dos escuelas de Okinawa, y en 1925 junto con Juhatsu Kyoda, Chojun Miyagi, Choyu Motubu, Chomo Hanashiro, Choju Oshiro y Chosin Chibana fundan un club llamado “Okinawan Karate-Do Club”. Enseña Karate a las fuerzas de policía de la isla. Mabuni ya había realizado visitas a Honshu en 1920 para difundir su arte, y en 1922 vuelve a viajar a Kyoto.
1929. Kenwa Mabuni se instala definitivamente en Osaka, Japón. Esto sucedió debido a una invitación de Jigoro Kano tras una conversación que ambos mantuvieron en pos de la expansión y popularización del Karate. Centró su enseñanza en las universidades y centros policiales. Denominó a su estilo Hanko-Ryû, pero cuando la Nippon Butokukai reconoció su estilo, lo renombró como Shito-Ryû.
 
El maestro Sakagami le prestó su ayuda para que abriese varios dojo en Osaka, en la universidad de Kansai y en el Japan Karate-Do Kai Dôjô. En 1931, se creó la organización Nihon Karate-Do Kai que sirvió como medio de centralización y se convirtió en el núcleo del Shito Kai.

Entre los más renombrados alumnos, en Japón, de Mabuni destacan: Kenei Mabuni (con quien Doshu Nanbu mantiene una cordial relación actualmente y, que en vida de Masatotsu Oyama, los tres tenían por costumbre pasar juntos un día al año), M. Tsujikawa, Tomoyori Watanabe, Ryushu Sakagami, Manzo Iwata y Chojiro Tani.

Kame Annanko.

Departamento Historia y Estilo Sankukai
| Compártelo